You are here
Inicio > Noticias > Nacional > Reprueban Guardia con mando militar CNDH, ONU y Tatiana Clouthier

Reprueban Guardia con mando militar CNDH, ONU y Tatiana Clouthier

La vicecoordinadora de Morena en la Cámara Baja señala: si permite, no debe durar más de tres años; alerta que puede influir en sucesión presidencial; defensores de derechos humanos y la UNAM rechazan militarización de la seguridad; promueven fortalecimiento de policías locales

La diputada federal de Morena Tatiana Clouthier se pronunció a favor de un mando civil para la Guardia Nacional y advirtió: “Tener cinco años el mando militar estaría hablando inclusive de poder decir que el mando militar es el que va a terminar determinando quién nos gobernará en los próximos seis años en este país; me niego a poner esto como una antesala”.

Durante las audiencias públicas que se realizan en la Cámara de Diputados, la legisladora aseguró que si el dictamen se aprueba como está, el mando militar no debe estar por más de tres años.

Aclaró que “no hay miedo a los militares, sino un agradecimiento enorme a lo que hacen en muchas tareas; pero eso no quiere decir que no existan datos duros de lo que pasa cuando cada uno se dedica a lo que no le corresponde”.

Asimismo, señaló que se deben fortalecer las policías locales “y no porque tengamos la coadyuvancia del Ejército, tengamos que hacer una modificación constitucional de la que después nos tengamos que arrepentir”.

“No hay miedo a los militares, sino un agradecimiento enorme a lo que hacen, pero eso no quiere decir que no existan datos duros de lo que pasa  cuando cada uno se dedica a lo que no le corresponde”

Tatiana Clouthier
Diputada de Morena

Al respecto, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos se pronunciaron en contra de la creación de la Guardia Nacional.

El titular de la CNDH, Luis Raúl González Pérez, aseguró que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) no puede volverse la instancia que investigue, sancione y prevenga los delitos que cometan los civiles. “No podemos depositar la garantía de los derechos en órganos o estructuras militares”, aseguró.

El ombudsman nacional se inclinó por la conformación de una fuerza de seguridad intermedia, de carácter civil, con disciplina y adiestramiento especializado, que sea un elemento que coadyuve en el proceso de transición entre la intervención militar directa y que las policías civiles recuperen las funciones que le corresponden.

“La Guardia representa una respuesta parcial, incompleta y sesgada a la violencia e inseguridad que enfrentamos, con una visión coyuntural y de corto plazo. Genera el riesgo de que se vulneren los derechos humanos”, afirmó.

Por separado, Jan Jarab, representante en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, mencionó que el mantenimiento del orden público interno debe estar reservado a los cuerpos civiles.

No obstante, dijo que “cuando excepcionalmente intervengan en tareas de seguridad, la participación de las Fuerzas Armadas debe ser extraordinaria, de manera que toda intervención se encuentre justificada y resulte excepcional, temporal y restringida a lo estrictamente necesario”.

Añadió que el dictamen no brinda garantías de no repetición de violaciones a los derechos, como ha sucedido en el pasado, y remarcó que la fusión de la Policía Federal con las fuerzas castrenses debilitaría la posibilidad de robustecer a las corporaciones civiles.

En tanto, Pedro Salazar, director del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM, consideró que la creación de la Guardia “sí implica la constitucionalización de la militarización del país”.

La intervención de los militares en tareas de seguridad debe ser excepcional, subordinada y complementaria a las labores de las corporaciones civiles y fiscalizada por órganos también de naturaleza civil, explicó.

  • El Dato: Recientemente, diversos gobernadores se pronunciaron en contra de militarizar el país y para evitarlo llamaron a profesionalizar a las policías estatales y municipales.

En su oportunidad, Alejandro Madrazo Lajous, coordinador del Programa de Política de Drogas del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), manifestó que el dictamen que crea la Guardia Nacional socava el régimen constitucional y el federalismo; y no funcionará para brindar seguridad, pues la militarización exacerba la violencia.

En tanto, María Elena Morera, presidenta de Causa en Común, consideró que la propuesta de militarizar la seguridad pública tiene repercusiones en el sistema político, por lo cual es necesario que se promueva la prevalencia del poder civil sobre el militar.

“Me parece grave que en lugar de aceptar que se está militarizando, se nos quiera engañar; es ofensivo que esta militarización legal, presupuestal y operativa ahora se venda como un proyecto de desmilitarización”, expresó.

Condicionamientos

En la tercera audiencia hubo rechazo a la creación de ese cuerpo de seguridad y exigencias:

  • Mando civil o permanencia del militar sólo 3 años.
  • Fortalecer policías locales.
  • Que Sedena no investigue, sancione y prevenga los delitos civiles.
  • Crear una fuerza de seguridad intermedia, de carácter civil, con disciplina y adiestramiento especializado.

Acusan OSC que audiencias son una farsa

Organizaciones civiles denunciaron que las audiencias en torno a la Guardia Nacional en la Cámara de Diputados “son una simulación y una farsa”, porque la decisión de militarizar el país ya fue tomada por el Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Una docena de integrantes de OSC se manifestaron en la puerta de acceso al Salón de Protocolo de San Lázaro, debido a que el equipo de seguridad no les permitió el paso para participar, pese a que la diputada de Morena Tatiana Clouthier los invitó.

En medio de la protesta, Elena Degollado, de Conciencia y Libertad Ciudadana (CLC), advirtió que crear este cuerpo de seguridad implica la pérdida de garantías individuales, al señalar que

“es lo mismo o un poquito peor que la Ley de Seguridad Interior, porque es militarizar al país y romper con todos nuestros derechos”, dijo.

“No importa quién esté en el gobierno, en el poder, seguimos haciendo farsa de todo”, reprochó.

Por último, se pronunció en contra de un país militarizado, porque “vamos a estar como Venezuela o Brasil, donde nunca quitaron estos mecanismos.

FUENTE: La Razón

Top