You are here
Inicio > Artículos > Asamblea de la ONU avala el Pacto Mundial sobre Refugiados

Asamblea de la ONU avala el Pacto Mundial sobre Refugiados

En una histórica votación, la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aprobó este lunes el Pacto Mundial sobre Refugiados, que transformará la forma en la que el mundo responde a las crisis de desplazamiento masivo, beneficiando tanto a las personas que huyen como a las comunidades de acogida. Estados Unidos y Hungría votaron contra el acuerdo, mientras República Dominicana, Eritrea y Libia se abstuvieron.

El texto aprobado recibió el voto de 181 de los 193 de los estados miembros de la ONU, e igual que el Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular, aprobado el 10 de diciembre, no es vinculante y está previsto que la Asamblea General lo ratifique este miércoles.

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), Filippo Grandi, calificó la votación de histórica y añadió en un tuit que la aprobación del acuerdo es el mayor esfuerzo para compartir ampliamente la responsabilidad por los refugiados que yo he visto en 34 años de trabajo con refugiados.

No se debe dejar a ningún país solo para responder a la gran afluencia de refugiados. Las crisis requieren la repartición mundial de responsabilidades, y el pacto es una expresión poderosa de cómo trabajamos juntos en un mundo tan fragmentado como el actual. El pacto lleva la idea de las responsabilidades compartidas a medidas concretas y prácticas, para garantizar que los refugiados no sean rehenes de los caprichos de la política, dijo Grandi.

Este acuerdo global refuerza la responsabilidad compartida de ayudar a aquellos que se ven obligados a abandonar sus países debido a conflicto o persecución, y fue aprobado cuando 68.5 millones de personas, cifra récord, se vieron obligadas a huir de sus hogares; se incluyen 25 millones 400 mil que cruzaron fronteras para convertirse en refugiados y 43 millones cien mil desplazados dentro de sus países de origen.

Nueve de cada 10 refugiados viven en países en desarrollo, donde los servicios básicos, como la salud o la educación, ya son escasos; el objetivo del acuerdo es abordar esta cuestión al proporcionar más inversiones, tanto de los gobiernos como del sector privado, para fortalecer la infraestructura y la prestación de servicios en beneficio tanto de los refugiados como de las comunidades de acogida, señaló el Acnur en un correo enviado a La Jornada.

El texto está fundamentado en la Convención sobre Refugiados de 1951, los derechos humanos, el derecho humanitario y el estatuto legal de los asilados, es una herramienta operativa no vinculante para reforzar la cooperación internacional y prevé un Foro Global sobre Refugiados cada cuatro años.

Después de dos años de extensas consultas dirigidas por el Acnur con los estados miembros de la ONU, organizaciones internacionales, refugiados, sociedad civil, el sector empresarial privado y expertos, este nuevo acuerdo global proporcionará un apoyo más sólido para los países donde vive la mayoría de los refugiados y también fortalecerá la responsabilidad compartida de ayudar a quienes se ven obligados a huir por el conflicto o la persecución, informó el Acnur.

Antes de la votación, dos países que enfrentan un éxodo se dirigieron a la asamblea. Siria dijo que el debate no debía politizarse y pidió al Acnur que haga más para ayudar a los refugiados sirios a regresar a su país, asolado por la guerra. En tanto, Venezuela, apremió a la asamblea a garantizar que el nuevo pacto no se convierta en una forma para que otros países intervengan en asuntos internos.

FUENTE: La Jornada. 

Top