You are here
Inicio > Artículos > Coco y James Bond ‘revivirán’ 4% ventas del pan de muerto este año

Coco y James Bond ‘revivirán’ 4% ventas del pan de muerto este año

Estas películas ayudaron a incrementar la venta de este producto típico de estas fechas, ya que la tradición de su consumo se estaba perdiendo.

Tras una caída de 25 por ciento en 2017, las ventas del pan de muerto ‘revivirán’ este año con un alza de 4 por cierto ante la suspensión de las campañas de publicidad oficiales que promovieron la dieta y el impulso que dieron películas como ‘James Bond’ y ‘Coco’, anticiparon representantes de la industria.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Panificadora (Canainpa), Carlos Otegui, reveló que entre el 30 de octubre y 2 de noviembre esperan vender poco más de 30 millones de piezas del producto, lo que dejaría ingresos por alrededor de mil 560 millones de pesos.

“Esperamos que se pueda tener un crecimiento de por lo menos 4 por ciento en el consumo de pan de muerto, una tradición que sentimos se venía perdiendo y con la película de ‘James Bond’ y ‘Coco’ estamos recuperando”, consideró Otegui.

Al respecto, la panificadora Lecaroz anticipó que sus ventas de pan podrían crecer hasta 10 por ciento entre octubre y noviembre, en comparación con el año pasado, por la mayor demanda de pan de muerto y las innovaciones en productos.

“La innovación es constante, principalmente en cuanto a rellenos y variedades, este año, por ejemplo, han tenido mucha repercusión el llamado ‘mantemuerto’”, aseveró Lecaroz que opera actualmente 200 panaderías en el país.

La Artesa, por separado, estimó que este año venderá 3 por ciento más piezas que en 2017, cuando comercializó cerca de 16 mil 250 unidades de pan de muerto.

La estrella de las panificadoras es la Rosca de Reyes, que representa 30 por ciento de las ventas del año, seguido del pan de muerto con hasta 15 por ciento (de participación en las ventas), el resto de los ingresos son de pan del día”, compartió Berenice Pérez Badillo, gerente de Desarrollo e Innovación de La Artesa.

Otro ejemplo es Cielito Querido, que este año ‘revivió’ por segunda ocasión a ‘el muertito’, un producto que en 2016 les permitió duplicar sus ventas de panadería, de acuerdo con María Fernanda Torres, directora de marketing de la empresa.

Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Asociación Nacional de Pequeños Comerciantes, indicó que actualmente en 6 de cada 10 tienditas de las esquina suelen vender también pan de canasto, incluido el producto de temporada de muerto.

Por su parte, Soriana quiere vender 4 millones de pan de muerto, teniendo como principales demandantes a Nuevo León, Ciudad de México, Estado de México, Jalisco y Baja California.

A pesar de que este año se espera un aumento en las ventas de pan de muerto, los altos costos de la energía amenazan con ‘apagar’ las ganancias del sector, dado que las tarifas eléctricas se incrementaron hasta en 40 por ciento durante julio -octubre del presente año, en comparación con el mismo periodo del 2017, indicó la Canainpa.

“En los últimos cuatro meses los energéticos, en específico la luz, se ha elevado más del 40 por ciento”, detalló Otegui en la entrevista con este diario.

Por su parte, la panificadora Lecaroz reconoció que sí ha habido encarecimiento de algunos insumos como la energía.

“Sin embargo, sabemos que estos incrementos afectan a todos los mexicanos, por eso decidimos mantener los precios del año pasado y contribuir con nuestro granito de arena al festejo del Día de Muertos”, añadió la panificadora.

FUENTE: El Financiero. 

Top