You are here
Inicio > Noticias > Local > Dividirá López Obrador al país en 265 regiones de seguridad

Dividirá López Obrador al país en 265 regiones de seguridad

Al arribar a Tamaulipas, el presidente electo de México, Andrés Manuel López Obrador adelantó que el plan nacional por la pacificación y la seguridad contempla dividir al país en 265 regiones, de acuerdo con su nivel de incidencia delictiva.

En entrevista desde el aeropuerto de Ciudad Victoria, López Obrador explicó que las regiones serán identificadas como de baja, mediana y alta criminalidad, según el diagnóstico delictivo que arrojen, lo cual servirá de criterio para asignar el número específico de elementos civiles y militares que conformarán una coordinación territorial, tal como sucedió en la Ciudad de México cuando fue jefe de gobierno, recordó el hoy presidente electo.

Al adelantar parte de la estrategia para combatir al crimen, López Obrador dijo que las coordinaciones estarán integradas de 300 a 600 elementos.

En seguida, admitió que desgraciadamente será más de la mitad del país en donde se tenga que asignar 600 elementos de seguridad.

Les puedo decir que en Reynosa van haber 600; en Chilapa, ya ustedes saben, todos sabemos; lo que le puedo comentar también es de que el diagnóstico que estamos haciendo, muy profesional, desgraciadamente son mayores las coordinaciones donde necesitamos tener 600 elementos, yo creo que más de la mitad” destacó ante los medios de comunicación.

Al señalar que los criterios para regionalizar al país se diseñan con base en cifras oficiales el Sistema Nacional de Seguridad Pública, población y nivel de comunicaciones urbanas y rurales, el presidente electo precisó que en el caso de las regiones de baja criminalidad como Yucatán, las coordinaciones regionales se integrarán por 300 elementos de la policía federal, de la policía militar y policía naval.

En tanto que para las de mediana incidencia delictiva donde el secuestro o  el homicidio  son constantes “pero no los más”, los efectivos ascenderán a 400 civiles y militares.

López Obrador puntualizó que para terminar el diseño del plan de seguridad, en el que los actuales secretarios de defensa nacional, Salvador Cienfuegos, y de Marina, Francisco Vidal Soberón, han colaborado, es que en unos días más dará a conocer los nombres de los próximos altos mandos en las fuerzas armadas del país.

 

“Por este plan necesitamos nombrar a quienes van a estar en a defensa y en marina, porque hemos tenido apoyo de los actuales secretarios, yo me reuní con los dos, les pedimos apoyo, han estado ayudando, por eso se ha avanzado en el plan, pero ya se requiere que los nuevos tengan más comunicación, se informen sobre esto con el propósito de que el próximo primero de diciembre ya se empiece a trabajar con esta nueva estrategia” expresó López Obrador al informar que estará en el primer acuerdo de seguridad el lunes 3 de diciembre.

En seguida, al presidente electo se le preguntó sobre la postura de quienes aseguran que “militarizará” la estrategia anticrimen al incluir en todas las coordinaciones a integrantes de las fuerzas armadas.

Al respecto, López Obrador dio su respaldo a las instituciones armadas, aunque consideró que existen “algunas manchas” en la historia del ejército mexicano.

“El ejército mexicano es leal al pueblo y es leal vía autoridad civil, desde que se fundó este nuevo ejército en 1913 no ha habido un golpe de Estado, han habido rebeliones (…) Pero desde entonces son muy respetuosos de las decisiones que toma el presidente, no es como otros ejércitos, el ejército mexicano ha sabido actuar con lealtad a las instituciones que surgen de procesos democráticos” destacó al reconocer que está actitud es un punto a favor del ejército mexicano.

“Hay desde luego, manchas, el 68 es una mancha, hay manchas pero es una institución que merece ser respetada, fortalecida ante una crisis de violencia, con policías que no han terminado de agruparse, que no tienen la disciplina suficiente, que no tienen espíritu de cuerpo, se requiere de la participación del ejército y de la secretaría de marina, con dos componentes: regular el uso de la fuerza, no pueden haber masacres y pleno respeto a los derechos humanos” enfatizó el futuro presidente.

Al trasladarse al palacio de gobierno en Ciudad Victoria para reunirse con el gobernador Javier García Cabeza de Vaca, López Obrador saludó a la gente que lo esperaba en la explanada, recibió documentos y peticiones por parte de familiares de víctimas de la violencia.

 

FUENTE: Excelsior.

Top